El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, resaltó hoy la necesidad de lograr un esfuerzo conjunto del sector público y privado para mantener el 'rating' de España, después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's revisase a la baja la perspectiva de crédito, que pasa de "estable" a "negativa", entre otros motivos, por las previsiones de bajo crecimiento económico.