El presidente mundial del banco Santander, Emilio Botín, le pidió el martes a la presidente Dilma Rousseff que el Banco do Brasil compre parte de los activos de la instituición española.

El periódico Folha de S. Paulo informó, citando a funcionarios no identificados del gobierno, de una reunión entre Rousseff y Botín celebrada el 5 de junio.

El gobierno brasileño no está interesado en la propuesta, publicó el diario Sao Paulo.