El presidente del Santander, Emilio Botín, defendió hoy que las remuneraciones en el sector financiero "se basen en los resultados y la rentabilidad de las entidades a largo plazo, y se desliguen de la asunción de riesgos excesivos o inapropiados". En este sentido, el presidente del Santander incide en la necesidad de avanzar en la transparencia para garantizar la aplicación de políticas y disciplinas adecuadas en el sistema financiero.