El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha asegurado hoy que le parece "muy mal" que el Gobierno implante de nuevo el impuesto sobre el patrimonio, retirado en 2008.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este mediodía al Impuesto de Patrimonio al que deberán hacer frente las rentas que superen los 700.000 euros anuales. Se trata del mismo impuesto que el propio Gobierno de Zapatero retiró hace tan sólo tres años.

"Lo he dicho una vez y lo repito. Me parece que está muy mal que se vuelva a poner", ha enfatizado Botín, quien ha recalcado que esa es su opinión.

El presidente del Santander ha respondido así a preguntas de los periodistas tras presentar en la capital cántabra el futuro Centro de Arte Botín, una instalación que abrirá sus puertas en 2014 y supondrá una inversión de 62 millones de euros por parte de la Fundación Marcelino Botín que preside el banquero.