BNP Paribas concluyó 2009 con un beneficio neto de 5.832 millones de euros, un 93% más que en 2008, mientras que su cifra de negocio creció un 46,8%, hasta 40.191 millones de euros, impulsada por el crecimiento de su unidad de inversiones, según informó la entidad, que repartirá un dividendo de 1,50 euros, un 32,3% más que hace un año.