La gestora BlackRock está reduciendo su exposición a la deuda española, irlandesa y griega por razones de estrategia, a la espera de que la renta fija de estos países periféricos de la zona euro presente mejores oportunidades de inversión.

En un informe sobre la situación y perspectivas de Irlanda, la gestora BalckRock explica que su estrategia actual consiste en infraponderar la deuda soberana de los tres países por la brecha de precio que presentan respecto al bono alemán.

La gestora indica que mantendrá una estrecha vigilancia sobre la evolución de la deuda española, irlandesa e italiana en los mercados de renta fija de cara a una mejora de precios tras el agudo deterioro de precios en relación con el 'bund' registrado en las últimas semanas.

Si bien, Black Rock precisa que, en su opinión, la probabilidad de que quiebre algún país de la zona euro es "extremandamente baja e improbable" en un horizonte de tres años.