El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben S. Bernanke, admitió hoy la posibilidad de que sea necesario ampliar el plan de apoyo al sistema financiero, tal y como ya contempla el borrador del presupuesto remitido por la Casa Blanca al Congreso. "Aunque se han realizado progresos en el frente financiero desde el pasado otoño, es necesario hacer más", dijo el máximo responsable de política monetaria de EEUU en una comparecencia ante el Comité Presupuestario del Senado.
"La necesidad de fondos adicionales dependerá del resultado de la actual valoración del proceso de supervisión de los bancos, así como de la evolución de la economía y otros factores. La Administración ha incluido de manera preventiva en su presupuesto una partida adicional de fondos para la estabilización financiera", añadió.

En este sentido, Bernanke señaló que la efectividad de las medidas adoptadas por la Fed, el Tesoro y otras entidades gubernamentales en lograr un grado razonable de estabilidad financiera será clave de cara al momento de la recuperación y a la fortaleza de la misma.

ENOJADO POR LA SITUACIÓN DE AIG

Por otro lado, el presidente de la Fed reconoció su enojo respecto a la situación de la aseguradora AIG, parcialmente nacionalizada por el Gobierno el pasado mes de septiembre y que ayer tuvo que ser rescatada por cuarta vez al recibir una nueva inyección de fondos públicos de 30.000 millones de dólares (23.918 millones de euros) después de presentar las mayores pérdidas trimestrales de una compañía estadounidense en toda la historia.

A este respecto, Bernanke señaló que AIG había mostrado el comportamiento de un hedge fund al aprovecharse de una brecha regulatoria.

"Si tuviera que señalar un hecho singular que me haya causado más enojo en los últimos 18 meses no puedo imaginar otro que AIG", señaló Bernanke en respuesta a los miembros del Comité del Senado.