El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, reiteró el martes su opinión cautelosamente optimista de que la recesión está terminando, pero agregó que una recuperación de la crisis económica mundial será muy gradual. "La actividad económica parece estar estabilizándose, tanto en Estados Unidos como en el extranjero", señaló

Tras contraerse pronunciadamente durante el último año, la actividad económica parece estar estabilizándose, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, y las perspectivas para una reanudación del crecimiento en el corto plazo parecen buenas", dijo en un discurso que fue idéntico a otro emitido a fines de agosto durante una conferencia económica realizada en Jackson Hole, Wyoming.

En la conferencia financiera organizada por el Brookings Institution, el funcionario agregó el martes que las tensiones persisten en los mercados financieros y que el crédito sigue siendo restringido.

"Debido a estos y otros factores, la recuperación económica probablemente será en un principio relativamente lenta, con un descenso gradual en el desempleo desde niveles elevados", señaló.

Bernanke defendió además las medidas extraordinarias tomadas por la Fed para combatir la crisis. Debido a los esfuerzos coordinados por los líderes internacionales, la economía global ha mejorado mucho en relación al año pasado, cuando el derrumbe de Lehman Brothers generó pánico en los mercados mundiales, indicó.  Agregó que sin una respuesta política tan sólida, la recesión pudo haber sido mucho peor.