El presidente de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, Ben Bernanke, hablará hoy sobre el proceso de reformas en el sistema financiero estadounidense a raíz de la crisis en el país. Su presentación en un centro de estudios de la capital estadounidense se produce en medio de un acalorado debate sobre el intervencionismo público en el sector financiero. El Gobierno tiene ya una participación mayoritaria en la aseguradora AIG y se ha convertido en un importante accionista de Citigroup, el que un día fuera el mayor banco del mundo. Este pasado fin de semana los senadores republicanos John McCain y Richard Shelby dijeron que el Gobierno debería de permitir que algunos de los grandes bancos estadounidenses cierren sus puertas. Es probable, por lo demás, que Bernanke, que responderá a preguntas de los medios tras su ponencia, tenga que rendir cuentas sobre a dónde han ido a parar los miles de millones de dólares del rescate de AIG. El Gobierno se ha negado a revelar cómo se había empleado el dinero, al aducir que quería impedir que se extendiese el contagio de AIG.