El ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, considera que para que puedan existir verdaderos eurobonos tendrán que pasar "unos años".

Y es que, según explica Reynders en una entrevista a "La Tribune", primero habrá que reforzar la integración presupuestaria antes de que países como Alemania estén dispuestos a aceptarlos. Para que las obligaciones europeas sean factibles tiene que ser posible poner "bajo tutela" a los países que no hacen lo que deben en términos presupuestarios.

Reynders se ha declarado "decepcionado" por el rechazo de Merkel a los eurobonos, pero ha defendido que son necesarios porque "con esta crisis necesitamos hacer más". "La única solución no es retroceder, sino avanzar hacia una mejor integración fiscal el Europa", ha sostenido.

Reyners ha dejado claro que la prioridad ahora es lograr garantiás de que "todo el mundo" aplicará los acuerdos del 21 de julio sobre el segundo rescate de Grecia y el refuerzo del fondo de rescate.

"Vamos a verificar que en Grecia el plan (de ajuste) se está aplicando realmente, pero también que estemos seguros de que todos los países de la eurozona van a votar los textos para reforzar la facilitad de estabilidad y van a hacer participar al sector privado", ha señalado. "Espero que todo el mundo lo haga este mes".