El Banco Europeo de Inversiones (BEI) aprobó hoy la concesión de sendos créditos por importe de 400 y de 200 millones de euros al fabricante sueco de automóviles Saab y el grupo automovilístico francés Renault, respectivamente, informó hoy la institución financiera. En concreto, el crédito de 200 millones para la firma del rombo servirá para financiar la construcción de una nueva planta en las inmediaciones de Tánger (Marruecos), dedicada a la producción de vehículos pequeños. Por su parte el crédito de 400 millones para Saab será utilizado para actividades de investigación y desarrollo, así como para la mejora de la eficiencia y de la seguridad, incluyendo el utillaje para la fabricación de coches más limpios y más seguros