El Banco Central Europeo (BCE) dijo que existe el riesgo de que las expectativas de inflación en la zona euro se queden fijadas en niveles superiores a su objetivo de estabilidad de precios. En un informe sobre los diez primeros años del banco central, el BCE explica que ha afrontado periodos con desafíos en los que las expectativas de inflación subieron temporalmente, pero que siempre ha sido capaz de calmar los temores sobre la inflación y devolver las expectativas a niveles bien anclados en línea con su objetivo de estabilidad de precios.
Sin embargo añade que están apareciendo algunas señales de que las expectativas de inflación han estado subiendo recientemente. Por lo tanto, no puede excluirse que ahora puedan quedar permanentemente elevadadas frente a los años iniciales de la política monetaria única. La principal prioridad del banco es anclar firmemente las expectativas de inflación, recuerda el BCE, para lo que ha fijado un objetivo de una tasa de inflación ligeramente inferior al 2%.