El Banco Central Europeo ha anunciado su primer paso activo para retirar las medidas extraordinarias de estímulo que puso en marcha para apoyar al sector financiero debido a la crisis global. La entidad indica que endurecerá los requisitos según los cuales acepta ciertos valores respaldados por activos - ABS en inglés- como garantía en sus ofertas de refinanciación-.