El Banco Central Europeo (BCE) advierte en su informe semestral sobre estabilidad financiera de que se van a mantener las tensiones en los mercados de crédito "hasta que las condiciones en el mercado de la vivienda de EEUU muestren signos de mejora". En el informe, presentado hoy por el vicepresidente del BCE, Lucas Papademos, el banco europeo hace hincapié en que la incertidumbre en el sistema financiero podría persistir "durante un periodo considerable" hasta que sea más claro en qué medida las depreciaciones de activos y perdidas de ingresos afectarán a los bancos comerciales. El BCE considera que las tensiones aumentarán "si se deteriora la calidad del crédito en el mercado de hipotecas de EEUU". El banco europeo añadió que las turbulencias han mostrado que existe debilidad en la gestión de riesgos del actual modelo bancario.