Fuerte caída para la renta variable española que se deja cerca de un 2,60% hasta los 9.639 puntos. Una oleada de ventas que se ceban con los dos grandes bancos, BBVA y Banco Santander sufren caídas cercanas al 4% seguidas de cerca por el resto del sector financiero ahogado en números rojos.

 Las ventas se aceleran en el selectivo español. El Ibex35 se deja a media sesión un 2,62% que le ha llevado a borrar de un plumazo los 9.800 y los 9.700 puntos. ¿Aguantará los 9.600 puntos? La pérdida de los 9.800 puntos  supone según Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, un nuevo intento de ir a buscar la zona de los 9.200 puntos, sin descartar incluso en el escenario más pesimista una posible caída a niveles de 7.300 puntos”. . Aún así, “esto último estaría condicionado a que el mercado americano entrase en un movimiento correctivo (algo que podría suceder si el S&P500 perdiera el 1.170 puntos o que el Dow Jones hiciera lo propio con los 10.800 puntos).

Las mayores caídas llegan de la mano de los dos grandes bancos. BBVA es la compañía que más se deja en bolsa, cede un 3,89% hasta los 7,34 euros, seguido por los títulos de Banco Santander que cotizan con descensos del 3,76% hasta los 7,39 euros por acción. Todo ello, un día en el que la entidad que preside Emilio Botín ha anunciado que prepara una emisión de cédulas hipotecarias con un plazo de vencimiento a 5 años y al mismo coste que pagó el BBVA ayer, aunque con la diferencia de que la deuda de esta última entidad era a tres años.

Entre el resto del sector financiero, Bankinter pierde un 2,66%, Banco Popular cede un 2,54% mientras Banco Sabadell cae un 1,28%.