BBVA ha renovado la imagen de sus tarjetas de crédito y simplificado la estructura de su cartera de medios de pago reduciéndola a cuatro tarjetas básicas, con las que prevé pasar de un total de 10 millones de plásticos a 11 millones en 2011, según informó en un comunicado Saffron, empresa encargada de la nueva imagen. Coincidiendo con la introducción de la tecnología EMV en España, BBVA decidió redefinir su oferta de medios de pago con el consumidor como foco, para lo que contó con la colaboración de Saffron.