La acción se adentra en una dinámica de elevada volatilidad que deja dos niveles significativos, el máximo de esta semana situado en 8,06, y el mínimo del mes establecido en 7,34.

Dentro de esta falta de dirección a corto plazo debemos apreciar que la tendencia de fondo en el precio continúa siendo bajista debido a que el precio muestra una estructura de máximos / mínimos decrecientes y las medias móviles de largo plazo se encuentran cruzadas a la baja.

Entorno que favorece una vuelta o un testeo de soportes. La superación de 8,06 supondría un giro al alza un poco más fiable que los anteriores debido a que permitiría que el indicador MACD recuperara la banda 0 acompañado por divergencias alcistas.


BBVA en gráfico diario