BBVA ganó 4.210 millones de euros en 2009, cifra inferior en un 16,1% a la de 2008, cuando su beneficio ascendió a 5.020 millones de euros, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, sin contar los elementos singulares, el beneficio atribuido al Grupo habría caído el año pasado un 2,8%, hasta los 5.260 millones de euros.

El banco que preside Francisco González calificó de "excelente" este resultado, conseguido en un ejercicio "muy complejo", marcado por, segundo año consecutivo, por una "grave crisis" económica y financiero a nivel internacional.

La tasa de morosidad de BBVA se situó al finalizar 2009 en el 4,3%, dos puntos más que a cierre de 2008, con una cobertura del 57%, aunque si se incluye el valor de los colaterales asociados a los riesgos, ésta se eleva hasta el 165%.

La entidad destacó que "la potencia" de sus resultados le permitieron anticiparse y realizar saneamientos y provisiones de carácter extraordinario, que le sitúan en una posición diferencial para encarar el futuro y aprovechar oportunidades de crecimiento.

El banco precisó que en dichas dotaciones de anticipación se enmarcan 551 millones de euros destinados a prejubilaciones; 100 millones adicionales al estándar regulatorio a saneamientos de inmuebles, y otros 1.441 millones a saneamientos crediticios en España, Estados Unidos y México.