BBVA integrará sus cuatro bancos en EEUU en una entidad en un máximo de doce meses y prevé que la filial aporte casi un 10% de los beneficios del grupo en un año, anunció hoy el presidente de la institución, Francisco González. González aseguró en una rueda de prensa en Washington que la presencia en Estados Unidos "puede ser muy importante en la historia del grupo". Destacó, asimismo, que ninguno de los cuatro bancos que el BBVA ha adquirido en el sur de EEUU tiene exposición al mercado de hipotecas de alto riesgo, cuyas elevadas tasas de morosidad han desatado una crisis crediticia en el país, así como menores expectativas de crecimiento para la primera economía mundial.