La compañía química Basf aumentó un 11,6% sus ventas en el tercer trimestre del año, frente al mismo periodo de 2010.

Basf ha alcanzado los 17.600 millones de euros en volumen de ventas el tercer trimestre, lo que supone un aumento del 11,6% respecto al mismo período del año anterior.

Los ingresos por operaciones (Ebit) antes de efectos especiales se han reducido en 249 millones y han quedado en 2.000 millones.

Basf ha subrayado que estos "buenos resultados" llegan a pesar del cese de la producción de petróleo en Libia, y es que el tercer trimestre de 2010 incluyó una aportación de beneficios derivada de la producción en el país oriental por valor de 335 millones.

Ha destacado su crecimiento en todas las regiones, que en el caso de Europa y Norteamérica ha atribuido a la adquisición de Cognis, "que significó una importante aportación al negocio".