Barnes & Noble registró una pérdida de 24 millones de dólares, ó 43 centavos por acción, durante el segundo trimestre de su año fiscal, comparada con la pérdida de 18,4 millones de dólares, ó 34 centavos por acción, en el mismo período del año anterior. El resultado trimestral fue afectado por cargos contables de 13 centavos por acción relacionados con la adquisición en agosto de Barnes & Noble College Booksellers por 596 millones de dólares. Las dos empresas operaban en forma independiente desde que Barnes & Noble salió a bolsa en 1993.