Después de establecer un nuevo máximo anual en 5,43, la cotización ha cedido posiciones de forma escalonada, perfilando una formación de giro a la baja denominada hombro-cabeza-hombro.
Movimiento que viene acompañado por amplias divergencias bajistas en los osciladores y que pone de manifiesto la dificultad que tiene la acción para formar una estructura de máximos crecientes.

Entorno complicado para la acción que vería aumentada la presión vendedora si pierde la línea de cuello que se encuentra testando hoy, 4,84. Una ruptura que dejaría al precio sin apoyo significativo hasta la zona 4,41 / 4.40, mínimos de febrero y marzo de este año.

Bankinter gráfico diario