La acción consiguió salvar a cierre de la semana pasada la zona de soporte clave comprendida entre 4,40 y 4,36.

Movimiento que deja un mínimo significativo en 4,32 y que calificamos de nivel clave debido a que su ruptura incorporaría un elevado momento bajista al corto plazo y confirmaría varios signos de debilidad; (1) el cruce a la baja de las medias móviles de largo plazo y (2) el giro a la baja del indicador MACD.

En este contexto consideramos que la situación técnica es muy delicada debido a que si el precio pierde 4,32 no encuentra apoyo significativo hasta 3,73. Trabajar con un escenario de rebote solo pasa por una recuperación de la zona comprendida entre la media móvil de 40 sesiones y la directriz bajista que parte de máximos anuales.


Bankinter en gráfico diario