Bankia ha eliminado las comisiones de cuentas y tarjetas para más de siete millones de clientes particulares.

Dos de cada tres clientes de Bankia no tendrán que pagar comisiones en cuentas y tarjetas. Jóvenes, pensionistas, accionistas y aquellos que domicilien su nómina no pagarán ninguna comisión por las operaciones más comunes como transferencias, mantenimiento de cuenta y cuotas de la tarjeta de débito.

Además, se eliminan las comisiones por ingresar cheques en cuenta y, en el caso de las transferencias, para aquellas operaciones que sean nacionales y de miembros de la UE por importes de hasta 50.000 euros.

Bankia también ha eliminado las comisiones a través de cajeros, Internet o teléfono, así como la cuota por emisión o renovación de la tarjeta de débito asociada a su cuenta.

Adicionalmente, para aquellos clientes que tengan domiciliada su pensión en Bankia también serán gratuitas las transferencias realizadas desde las oficinas.