Le ha costado pero finalmente lo ha conseguido. Bankia ha comenzado a cotizar media hora después de la apertura del mercado. Eso sí, lo ha hecho con caídas de más del 18% que le llevan a los 0.48 euros.

Tan sólo le queda un día y medio de negociación. Tal y como informó ayer el Comité Asesor Técnico del Ibex35, Bankia saldrá del selectivo español de forma temporal el próximo 2 de enero  por  las circunstancias especiales que concurren en el valor como consecuencia de la recapitalización acordada por el FROB mediante la emisión por parte de Bankia de bonos convertibles contingentes con exclusión del derecho de suscripción preferente por importe de 10.700 millones de euros, que serán suscritos por Banco Financiero y de Ahorros (BFA)".

A la caída que experimentaron ayer las acciones, se suma la que experimentan hoy: pérdidas de más del 18% que llevan a los títulos a los 0.48 euros.  Los expertos consideran que el valor de las acciones es cero. José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney asegura que "según contabilidad y partida doble, sus deudas valen más que sus activos, por lo que contablemente las acciones no valen nada".   Con ese agujero patrimonial las acciones deberían tender a cero.  



Lejos quedan esos 3.75 euros a los que comenzó a cotizar la entidad hace apenas un año y medio.  Del total de los 350.000 accionistas que compraron en su salida a Bolsa allá por julio del año 2011 es difícil determinar cuántos quedan. Lo que sí se sabe es que las ventas en la jornada del jueves estuvieron protagonizadas mayoritariamente por ellos. El conglomerado bajo el que actúan en su mayoría, Bankia Bolsa, vendió ayer la friolera de 4,1 millones de acciones, tal y como informamos en Futuro del Inversor de Bankia.  Y hoy, lo superan. 

Compradores/vendedores de Bankia. Fuente: Bloomberg

 

En este escenario ¿por qué no liquidar? En España, los inversores (bonistas y accionistas) pueden asumir las pérdidas que se generen en una liquidación. De hecho, Francisco Viyuela, director de Independent Advisor EAFI reconoce que “los inversores de las entidades españolas podrían asumir unas pérdidas de hasta 700.000 millones de euros”. Eso sí, de las entidades con problemas por el momento Bankia está excluída de liquidación, por considerarse sistémica.