Banesto ha logrado un beneficio neto atribuido de 390,5 millones de euros durante los seis primeros meses del ejercicio, lo que supone un incremento del 13% respecto al registrado en el mismo período del año anterior.
Si no se considera la venta de Urbis en 2006, la mejora del beneficio es del 25,7%, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El margen de intermediación asciende un 18,6%, hasta los 704,5 millones de euros, en tanto que el margen ordinario es de 1.108,4 millones, un 14,4% más. El margen de explotación, por su parte, se sitúa en 638,10 millones, un 22% más. También la inversión crediticia aumenta un 27,2%, hasta 70.699 millones y los recursos gestionados de clientes se incrementan un 19%, mientras que la morosidad se coloca en el 0,42% frente al 0,45% registrado en junio de 2006. Por último, el ratio de eficiencia se sitúa en el 37,5%, frente al 39,7% registrado un año antes.