Los bancos y las cajas de ahorros han bajado el tipo de interés aplicado a los préstamos hipotecarios para la compra de vivienda al 2,89% en agosto, lo que supone el nivel más bajo registrado desde que existe serie histórica, según datos del Banco de España.