El Banco Santander ha recibido demanda por unos 3.000 millones de euros para una colocación de deuda a un plazo de dos años, informaron a Europa Press en fuentes financieras.


La entidad que preside Emilio Botín ha abierto este martes los libros de una emisión de deuda senior y aún está recibiendo peticiones de inversores.

A falta de que se cierre definitivamente la operación, con la que el Santander reabriría el mercado de emisiones para la banca española, la colocación podría concretarse a un precio de 390 puntos básicos más midswap, referencia habitual para este tipo de emisiones.