La acción comienza a adentrarse en una dinámica de movimientos amplios sin dirección alguna. Circunstancia que permite que la tendencia bajista de fondo se tome un respiro y que los osciladores técnicos de precios y de volumen comiencen a girarse al alza (ver repunte del indicador MACD y del índice de volumen positivo) apuntando a una estabilidad del precio.

En este contexto de elevada volatilidad y falta de dirección consideramos que la operativa en rangos la opción más apropiada.

La zona de venta sería la zona comprendida entre la directriz bajista que parte de máximos anuales y el máximo del mes establecido en 8,23 mientras que la referencia de compra sería la directriz alcista que guía al precio desde mínimos anuales y que hoy cotiza en 7,38.


Banco Santander en gráfico diario