Ya le declaraban ganador..y hoy Banco Santander lo ha confirmado. Se hará con el negocio bancario que Royal Bank of Scotland desarrolla en Reino Unido. Una operación que ronda los 1.990 millones de euros (1.650 millones de libras) que podría estar cerrada en los próximos quince ó dieciocho meses, una vez obtenidas las aprobaciones necesarias. La adquisición supone "un paso gigante" para la entidad cántabra, según asegura su presidente, Emilio Botín, y un proceso de aceleración del crecimiento de Santander en Reino Unido.

Banco Santander ha alcanzado un acuerdo para adquirir el negocio bancario que el grupo Royal Bank of Scotland desarrolla a través de sus sucursales en Inglaterra y Gales y de la red de NatWest en Escocia. El precio estimado, sujeto a ajustes al término de la operación, asciende a 1.650 millones de libras (aproximadamente 1.990 millones de euros), incluyendo la valoración del negocio y un fondo de comercio de 350 millones de libras. Una vez obtenidas las aprobaciones necesarias, está previsto que la operación se cierre en quince o dieciocho meses.

El acuerdo constituye un importante paso estratégico para Santander UK, que refuerza su negocio minorista y acelera significativamente sus objetivos en el segmento de PYMES, donde incrementa su cuota del 3% a más del 8%, acercándola a la media en el negocio de particulares, donde ya es un competidor consolidado con alrededor del 10%.

La compra tendrá un impacto aproximado en el core capital del Grupo de 40 puntos básicos al término de la operación, con un efecto positivo en el beneficio por acción desde el primer año y de más del 2% en el tercero.

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, asegura que “la adquisición es un paso de gigante de Banco Santander en el segmento de empresas en Reino Unido”. Para António Horta-Osório, consejero delegado de Santander UK, “la compra de sucursales de RBS y NatWest va a acelerar nuestro crecimiento y aumentará la competencia en un sector que es vital para la economía del Reino Unido”. De hecho, la economía británica es uno de los mercados principales para Santander, con una aportación al
beneficio atribuido del Grupo del 17% en el primer semestre.


En total, el traspaso del negocio de Royal Bank of Scotland y NatWest a Santander UK será de aproximadamente 21.500 millones de libras de activos y 22.400 millones de libras en depósitos, alrededor de dos millones de clientes y alrededor de 5.000 empleados.