Banco Sabadell cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 80 millones de euros, un 5% menos en relación al mismo periodo de 2011, tras realizar dotaciones y saneamientos por 293,4 millones, ha informado la entidad.


Sabadell destinó al aprovisionamiento de activos inmobiliarios un 11,1% menos que al cierre del primer trimestre de 2011. En concreto, destinó dotaciones para insolvencias por valor de 117,4 millones y provisiones sobre inmuebles y activos financieros por 176 millones.

El banco presidido por Josep Oliu mejoró todos los márgenes hasta marzo --el de intereses un 7,4%, el bruto un 3,1% y el de explotación un 8,5%--, y aumentó el 'core capital' hasta el 11,8%, con unos activos totales de 105.321 millones, un 10,6% más que en el primer trimestre de 2011.

La inversión crediticia creció un 3% hasta 74.235,4 millones, con una morosidad del 6,02% y una cobertura sobre riesgos dudosos del 47,19% (111,45% considerando garantías hipotecarias), mientras que los recursos de clientes avanzaron un 3,2% hasta 53.795,4 millones.

El banco ha alcanzado los 2,8 millones de clientes (+9,2%), con particulares que han aumentado un 13,5% interanual (+82.804) y empresas un 36,3% (+20.923), en línea con el objetivo establecido en el plan director trienal CREA.