El Ibex 35 cotiza este miércoles con alzas del 1% en los 9.460 puntos en una sesión marcada por la presentación del plan estratégico de Banco Santander que invertirá 20.000 millones en la digitalización de la entidad en los próximos cuatro años. Además, el Banco Sabadell descuenta hoy un dividendo a complementario ordinario a cuenta de los resultados de 2018.

El último día para poder acceder a este dividendo de 0,01 euros por acción fue este martes, mientras que la fecha de abono será el próximo viernes. Las acciones de Banco Sabadell suben en el Ibex 35 este miércoles un 4,6% hasta los 0,94 euros por acción.

La resistencia de medio plazo la tiene en los 1,083 euros por acción, mientras que la resistencia de largo plazo está en los 1,323 euros por acción. En el caso de los niveles de referencia por abajo, de soporte, hay que ir a los 0,832 euros por acción.

Banco Sabadell rebota en bolsa al calor del dividendo del viernes

El analista de Estrategias de Inversión, José Antonio González, apunta que "Banco Sabadell comienza a estabilizarse a la altura de la media móvil simple de 40 sesiones que conserva una pendiente negativa. El rebote desde mínimos anuales pierde fuerza y se puede apreciar en la fuerza que pierde el amplio repunte en el volumen de contratación. La tendencia bajista primaria continúa vigente y para poder trabajar con un escenario de alzas sostenidas deberíamos asistir a una consolidación por encima del máximo intermedio establecido en 1,083".

Sabadell está siendo muy penalizado este año en bolsa y acumula una caída en el IBEX 35 del 5%. Los inversores castigan todavía la digestión de sus crisis informática en TSB, su exposición a Reino Unido del 20,8%, los restos de su exposición inmobiliaria y los activos fiscales diferidos (DTA, por sus siglas en inglés) en su capital.

La entidad que preside Josep Oliu también podría verse afectada en junio si la justicia europea falla en contra de los bancos en el caso del IRPH, el Índice de Referencia de Préstamos hipotecarios.

Sólo el IRPH podría costarle a la banca 44.000 millones de euros, según Goldman Sachs. Los analistas del banco estadounidense creen que podría afectar de especial forma a Caixabank, Kutxabank, Sabadell y Bankia.

Desde Goldman Sachs calculan que de producirse una sentencia desfavorable, el impacto en el ratio de capital de más calidad CET1 'fully loaded' en puntos básicos sería de 750 en Caixabank, de 271 puntos en Sabadell, de 215 en Bankia, de 182 en BBVA, de 139 en Unicaja y de 104 puntos en Banco Santander.

En el caso de Banco Sabadell, a estos problemas del sector, se le añade su débil rentabilidad sobre recursos propios del 2,6% (ROE) que le deja como la entidad menos rentable del Ibex 35 en 2018, 2017, en 2016, 2014 y 2013.

El escenario macroeconómico sobre la normalización monetaria que ha dibujado el Banco Central Europeo (BCE), al anunciar que mantendrá los tipos de interés al 0% al menos hasta 2020, tampoco ayudan por el escaso margen de intereses con el que puede operar la banca en este escenario.

Las palancas de crecimiento de la banca pasan por el crédito al consumo, el aumento del negocio asegurador y de fondos de inversión, seguir apretando en comisiones y cerrando sucursales, además de ajustar plantilla al potenciar la digitalización.