Muchos hipotecados todavía no saben que son las siglas IRPH, pero por desgracia para la banca es un índice de referencia que se utilizó para compararlo con el euríbor, sobre todo por las cajas de ahorro.

Las hipotecas referenciadas al Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, en vez de al euríbor, han sufrido un tipo de interés más elevado al constituirse con la media de los intereses aplicados por cajas y bancos.

Sobre este índice planea la sospecha de la falta de transparencia en su comercialización por parte de los bancos, algo sobre lo que el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronunciará el 24 de junio. El juicio por el IRPH empezó el pasado 25 de febrero con la vista oral.

El Gobierno, a través de la abogada del Estado, ha defendido la legalidad de este índice y ya ha pedido a la justicia comunitaria que no se produzca retroactividad en el caso de que la sentencia del TJUE sea contraria a los intereses de los bancos.

La abogada del Estado apuntó que el IRPH no está sujeto a lay leyes europeas, no es abusivo y no hubo falta de transparencia en su comercialización por parte de las entidades, además de poner de manifiesto el peligro para la estabilidad financiera de España en el caso de que de la justicia se pronuncia a favor de los clientes. Este tipo de argumentos de la no retroactividad ya han sido repetidos en casos similares como las cláusulas suelo, con final feliz al final para los hipotecados.

 

 

¿Por qué se utilizó el IRPH en vez del euríbor? Básicamente por dos motivos: es un índice más estable frente a la volatilidad del euríbor, y además tenía un interés más favorable para las cajas de ahorros. Y por otro lado porque los hipotecados, al no leerse la letra pequeña, caían en la trampa de las entidades en una época de burbuja inmobiliaria. Era la época en la que un cliente iba a varias entidades financieras a ver quién le daba una hipoteca mejor, muchos bancos ofrecían euríbor + 0,5% o incluso menos en algunos casos, entonces las cajas de ahorros le ofrecían IRPH +0%, por lo que parecía que estas condiciones sobre el papel eran mejores, cuando no era así.

 

 

Si comparamos la evolución histórica del IRPH y el euríbor, podemos ver como ambos índices pueden subir y bajar, pero mientras el euríbor ha sido mucho más bajista, incluso en negativo cómo está ahora mismo, el IRPH nunca ha bajado del 2%. Hagan cuentas hipotecas del euríbor+0,5% ahora mismo estarían al 0,3%, mientras que las de IRPH+0% estarían al 2,3% en tipo de interés.

¿Cómo afecta esto a los bancos?

Pues imagínense lo que les puede ocurrir a las entidades financieras que han comercializado estos productos, el volumen de créditos que han vendido con esta tipología de índice, un ‘roto’ comparable con las cláusulas suelo o el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD).  

La agencia de calificación europea Scope Rating calcula que en España existen medio millón de hipotecas referenciadas a este indicador, cerca de un 9% del total de los contratos hipotecarios. Y Goldman Sachs estima un impacto de entre 7.000 y 44.000 millones de euros si el fallo es contrario a las entidades bancarias. Del mismo modo, desde Mirabaud Securities España establecen que el impacto de un fallo desfavorable puede alcanzar los 10.500 millones de euros para la banca española, mientras que Citi lo deja en 17.000 millones de pérdidas y la necesidad de recapitalizar 5.000 millones adicionales si pierde el caso.

Más alarmista se muestra un informe del Banco de España que cifra en 60.00 millones el agujero que una sentencia desfavorable del TJUE tendría para la banca, recoge La Información. Las principales entidades españolas mantienen más de 4.800 millones de euros reservados para litigios, en casos como el propio IRPH, las hipotecas multidivisas del Banco Santander en Polonia, ‘el caso Villarejo’ del BBVA o los últimos coletazos de Banco Popular.

 

“Si la cláusula es declarada nula y los bancos tienen que restituir los intereses cobrados a los clientes se estima un perjuicio de media de entre 18.000 euros y 21.000 euros por contrato IRPH frente a una hipoteca referenciada al euríbor”, explican los expertos de la firma en un informe publicado en octubre. "De confirmarse una sentencia por IRPH en contra de la banca española, Caixabank sería la entidad más impactada (con un impacto de -160 puntos básicos) y Bankinter la que menos, ya que nunca comercializó créditos ligados al IRPH”, indican.

 

Desde Goldman Sachs calculan que de producirse una sentencia desfavorable, el impacto en el ratio de capital de más calidad CET1 'fully loaded' en puntos básicos sería de 750 en Caixabank, de 271 puntos en Sabadell, de 215 en Bankia, de 182 en BBVA, de 139 en Unicaja y de 104 puntos en Banco Santander.

IRPH, el nuevo tsunami que se avecina para la banca

Kutxabank e Ibercaja también han sido cajas que aunque no coticen en bolsa han comercializado hipotecas referenciadas al IRPH, por lo que también van a estar muy expuestas a esta sentencia. BBVA, que compró CatalunyaCaixa en 2016, también podría verse afectada por la sentencia de la justicia europea. 

Desde Mirabaud, sin embargo, creen que dado el castigo actual que ha tenido el sector bancario “no acarrearía ahora mismo un problema de solvencia”.

 

Por su parte, Banco Sabadell está ofreciendo ya a sus clientes de hipotecas con IRPH canjes a tipo fijo, a cambio de que los hipotecados no acudan en el futuro a reclamar ante la justicia su indemnización. La entidad lleva desde 2015 apostando fuerte por esta modalidad de hipotecas. De hecho, de las nuevas hipotecas concedidas el 65% ya no es variable.

 

¿Y cómo están los bancos en este momento en bolsa?

Pues según nuestros indicadores Premium, la banca tiene una mala puntuación en este momento, tan solo Banco Santander y BBVA tienen un aprobado justo ( una puntuación de  5 sobre 10 posibles) encontrándose en ciclo de consolidación de precios.  El resto de bancos muy mal a nivel Indicadores.

 

Puede seguir fácilmente sus valores favoritos en nuestra sección gratuita para usuarios registrados de Favoritos.