El presidente de Banco Popular, Angel Ron, subrayó que el sistema financiero debe avanzar en el proceso de reestructuración sin que se alteren las reglas de competencia en detrimento de aquellas entidades que no han recibido ayudas públicas. Durante su intervención en las jornadas organizadas de KPMG, Ron reconoció que la necesaria reestructuración del sector va a exigir sacrificios, entre los que citó la reducción de la red, de la administración y de negocio, pero recalcó que estas operaciones no pueden condicionar la libre competencia respecto a las entidades que no han necesitado ayudas.