Banco Popular registró un beneficio neto atribuido de 204 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 9,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la entidad.  Este resultado es un 77,4% superior al obtenido durante los tres últimos meses del año pasado, lo que le permite, según señaló, afrontar con confianza las dificultades del año en curso y marcar una tendencia de batir las expectativas del conjunto de estimaciones para 2010.
Durante el trimestre se realizaron 81 millones de euros de plusvalías por inmuebles y se han dotado provisiones que han permitido ajustar la valoración de la cartera de activos inmobiliarios para la venta en un 40,42% de descuento sobre los precios de hace tres años.

El margen de intereses cayó un 8,1%, hasta 668,14 millones de euros, mientras que el bruto se situó en 917,21 millones (-8,7%) y el típico de explotación en 605,26 millones (-12,9%).

La ratio de morosidad en el primer trimestre se situó en 4,91%, por debajo de la media del sector situada en el 5,39%, frente al 3,82% de un año antes. La tasa de cobertura se mantuvo estable en el 50% y se prevé que la morosidad alcance su techo a mitad del presente año. 

"Pese a producirse un deterioro de los márgenes, Popular sigue siendo el banco más rentable del mercado español", subrayó la entidad en su comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras advertir que el deterioro del margen de intereses "ya previsto" es fruto de la situación actual en la que los tipos de interés están muy bajos.

MOROSIDAD

El ratio de morosidad en el primer trimestre se situó en 4,91%, por debajo de la media del sector situada en el 5,39%, frente al 3,82% de un año antes. La tasa de cobertura se mantuvo estable en el 50% y se prevé que la morosidad alcance su techo a mitad del presente año.

El banco que preside Ángel Ron sostuvo que a raíz de la desaceleración de la morosidad, las provisiones por deterioro de inversiones crediticias descendieron en un 11%. En este periodo se liberaron 113 millones de euros de provisiones genéricas, un 37,2% menos, y esta menor disposición permitirá prolongar su disponibilidad a lo largo de este año y el próximo.

Las provisiones para insolvencias totales se establecieron en 2.823 millones de euros a finales del mes de marzo -de las que 724 son provisiones genéricas- lo que significa un crecimiento del 31,9% en relación al primer trimestre de 2009.

Los créditos a la clientela crecieron un 3,6% y alcanzaron 97.657,8 millones, indicó el banco, que empieza a percibir una recuperación del volumen en hipotecas y una tendencia positiva en el número de propuestas de operaciones de riesgo.

Los depósitos experimentaron un "espectacular" incremento del 21%, hasta los 62.670 millones de euros, con un aumento de las cuentas a la vista del 17% y de las cuentas a plazo del 25%, de acuerdo a la estrategia del banco de reducir su dependencia de los mercados mayoristas.

SOLVENCIA Y LIQUIDEZ

En cuanto a la solvencia, Popular subrayó que cuenta con un ratio de capital del 8,74%, frente al 7,23% del primer trimestre del año pasado, lo que le convierte "en uno de los bancos más capitalizados de Europa sin ayudas públicas" y demuestra que "está bien preparado para un posible endurecimiento de los requisitos de capital.

Desde el punto de vista de la liquidez, la situación es "muy holgada", indicó, con vencimientos de pasivos mayoristas a largo plazo previstos para este año que ya han sido cubiertos mediante la reducción del gap comercial de 2.601 millones desde el inicio del año y la emisión de cédulas a ocho años por 1.000 millones.

La entidad cuenta con una segunda linea de liquidez, en términos efectivos superior a 16.000 millones de euros, que permitiría afrontar de manera cómoda cualquier situación de estrés de los mercados mayoristas.

Por su parte, los costes se mantienen prácticamente planos pese al impacto negativo del incremento de los gastos de alquiler de oficinas vendidas en 'lease back'.