El Banco Nacional Suizo (BNS) inyectará hoy un máximo de 9.000 millones de dólares en el mercado interbancario, a un plazo de siete días, para intentar estabilizar la moneda estadounidense. Esta nueva inyección de dólares se inscribe en la necesidad de contrarrestar las tensiones causadas en los mercados monetarios internacionales del dólar por la crisis financiera de Estados Unidos, explicó hoy el BNS en un comunicado. La institución emisora ha procedido, así, a una subasta en dólares estadounidenses, con valor de hoy viernes, por un montante máximo de 9.000 millones. El objetivo es poner a disposición de sus contrapartes liquidez suplementaria, una medida que también han adoptado otros bancos centrales del mundo, como el Banco de Inglaterra o el Banco Central Europeo (BCE).