El beneficio neto del grupo en el primer semestre del año fue de 71,7 millones de euros, lo que representa una caída del 9,8% respecto al año anterior. La tasa de morosidad se sitúa en el 4,16%, "presumiblemente por debajo de la mora del sector, que presentaba como último dato oficial conocido el 4,56% a finales de mayo pasado", y el ratio de cobertura en el 77,49%, según el comunicado enviado a la CNMV.