El Banco de Francia (BdF) anunció hoy que el Producto Interior Bruto (PIB) francés podría caer un 0,5% en el segundo trimestre, lo que supone una décima menos de lo previsto inicialmente. La revisión de la cifra del segundo trimestre es consecuencia de los indicadores sintéticos mensuales de actividad de mayo, con una mejora del clima de negocios tanto en la industria (81 puntos tras los 75 de mayo) como en los servicios (77 puntos después de 76 el mes anterior), explicó el Banco de Francia en un comunicado. Entre enero y marzo, la producción francesa había disminuido un 1,2%, de acuerdo con las cifras definitivas del banco central. El Gobierno francés revisó ayer a la baja las expectativas del PIB para el conjunto de 2009 y espera ahora un retroceso del 3%, en lugar de un descenso del 1,5% que calculaba desde el mes de marzo.