El Banco de España podría revocar la autorización de CajaSur, amonestar públicamente a la caja e inhabilitar hasta diez años a sus directivos y consejeros para ejercer cargos de administración o dirección en cualquier entidad de crédito si no cumple los requerimientos del ente regulador y no se fusiona con Unicaja, según contempla la Ley de Disciplina e Intervención de las Entidades de Crédito. Según dicha Ley, consultada por Europa Press, el Banco de España distingue entre infracciones muy graves, graves y leves, que contienen a su vez sus respectivas sanciones.