La fusión virtual es definida en el sector bancario como Sistema Institucional de Protección (SIP). Algunos grandes estrategas bursátiles hablan en las últimas semanas de esta posibilidad en la banca mediana. Recuerdan que con la transformación de la Bolsa española, con el cambio del sistema operativo dominado por los agentes de cambio y Bolsa a otro, el actual, comandado por las sociedades de valores y Bolsa, los bancos medianos ya constituyeron su propia sociedad de valores y Bolsa, que ha funcionado perfectamente, sin fisuras.
Pero ¿qué es el SIP? En Agosto del año pasado, se presentaron al Banco de España las características financieras del SIP. Por medio de esta fusión virtual les da la posibilidad a sus integrantes de avalarse entre sí, aunque manteniendo su personalidad jurídica. De esta manera, los miembros pueden acceder en mejores condiciones a los mercados internacionales al tener un rating común, sin perder su correspondiente marca. No sólo tienen derechos, también adquieren obligaciones. El SIP le exige a los socios unas ratios de solvencia que son levemente superiores a las ratios que dicta la norma española, demanda una cobertura de créditos impagados exigente y además de tener una situación preferente en cuanto a liquidez.

Otros, prefieren la fusión. El Banco Sabadell está analizando una eventual fusión con Banco Guipuzcoano. La operación, todavía en fase de análisis y de sondeo, se enmarcaría en el actual proceso de reestructuración del sistema financiero español, protagonizado sobre todo por el sector de cajas de ahorro. Banco Sabadell ya tuvo un participación del 10% en el Guipuzcoano en el año 2000, por lo que son dos entidades conocidas. La entidad catalana, que preside Josep Oliu, acabó vendiendo a BBK este paquete. En febrero de este año, el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ya afirmó que el banco aspiraba a ser “un jugador más importante” en el sector financiero, por lo que tenía la intención de estudiar oportunidades de compra que se presentaran tanto de bancos como de activos de cajas de ahorros.

El Sabadell obtuvo un beneficio neto atribuido de 108,3 millones de euros en el primer trimestre de 2010, un 33,1% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, por más dotaciones y ausencia de plusvalías significativas. La entidad destinó 167,4 millones a dotaciones para insolvencias y saneamientos de la cartera de valores y de inmuebles, y obtuvo 4,1 millones de plusvalías por la venta de activos, cuando en el primer trimestre de 2009 computó 30,5 millones. Por su parte, el Banco Guipuzcoano cerró el primer trimestre de 2010 con un beneficio, después de impuestos, de 11,7 millones de euros y 23 millones destinados a dotaciones y saneamientos.

La banca mediana, la más afectada por nuevas exigencias del Banco de España

Ha escrito Alberto Cañabate - Invertia.com que el Banco de España vuelve a apretar las tuercas a bancos y cajas. La reducción del plazo de provisión de un crédito moroso y la mayor exigencia de saneamientos en los inmuebles adjudicados tensionará las cuentas de las entidades, al menos en el corto plazo. Banco Pastor, Sabadell y Popular son los más perjudicados, según analistas.

El supervisor dio la sorpresa ayer al anunciar unas medidas que persiguen reducir el inventario de pisos que tiene la banca en balance, alrededor de 50.000 millones de euros, y acelerar las fusiones de aquellas entidades más afectadas por la crisis. Además, se reconoce el hecho de que los activos inmobiliarios tienen valor, algo sobre lo que han insistido las cajas de ahorros a lo largo de los últimos dos años.

A falta de conocer el impacto pormenorizado en cada entidad, los expertos apuntan a que los bancos medianos serán los más afectados entre el grupo de entidades cotizadas. Y dentro del grupo de bancos domésticos, son Pastor, Popular y Sabadell los que peor lo tienen en este nuevo contexto, ya que cuentan con un balance más enladrillado que sus competidores.

“La medida afecta de manera más significativa a Pastor y Sabadell, que a 31 de marzo de 2010 contaban sólo con provisiones por el 14% y el 15,5% de sus activos inmobiliarios”, explica Irma Garrido, analista de Ahorro Corporación. Santander (31%) y BBVA (33%) han provisionado más del 30% de sus activos adjudicados, según esta experta , por delante de Banesto (25,6%), Bankinter (22%) y Popular (20%).

La analista se refiere en este caso al impacto de una de las dos medidas que aplicará el Banco de España, que es el incremento de las provisiones del 20 al 30% para aquellos activos adjudicados que lleven más de dos años en balance. Garrido explica que Pastor reducirá a cero su beneficio este año. “De cara a Sabadell, el impacto no sería tan significativo […] contemplamos provisiones que incrementarían la cobertura al 28%”.

BPI también cree que los resultados de Sabadell y Pastor menguarán en 2010 por culpa de las mayores exigencias del supervisor, aunque en menor medida de lo que prevé su colega de Ahorro Corporación. El banco portugués considera un impacto en el beneficio de la entidad que preside José Oliú del 15% debido a un aumento en 100 millones de los saneamientos. Para la entidad gallega, el daño sería del 43%.

Ahora bien, 2011 sería la verdadera piedra de toque para los bancos españoles. Las mayores exigencias en provisiones para cubrir adjudicados se comería el 50% del beneficio previsto de Sabadell, el 105% de Banco Pastor (es decir, entraría en pérdidas), el 33% del neto de Popular y el 12% de Bankinter. Santander y BBVA quedarían a salvo, tanto en 2010 como en 2011.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com