Las reservas comerciales de crudo bajaron en 2 millones de barriles durante la semana que terminó el 18 de mayo, según ha informado el Departamento de Energía de EEUU.
En tanto, las de gasolina aumentaron en 1,3 millones de barriles y las de productos derivados, una partida que incluye el gasóleo para calefacción, se incrementaron en 0,1 millones de barriles.