Recorte masivo a la banca nacional por parte de S&P y Fitch que iniciaron la fiesta ayer por la noche.  Santander, BBVA, Bankia y Caixabank son algunas de las entidades afectadas por esta rebaja de rating, que habría que sumar al incremento, además, por parte de S&P del nivel de riesgo del sector al bajar la nota de hasta 14 bancos.

Así, el ráting que concede Fitch a Santander baja en dos escalones a la entidad que preside Emilio Botín y lo deja en 'A', con perspectiva negativa. En el caso de BBVA, la nota baja en un tramo, también hasta 'A', con perspectiva negativa, por lo que los dos grandes bancos españoles podrían ver nuevas rebajas en los próximos meses.

A su vez, Fitch degrada la nota de Caixabank en un nivel, hasta 'A-' desde 'A' y la coloca también en perspectiva negativa. En el caso de Bankia, la calificación para el banco que dirige Rodrigo Rato baja hasta el 'BBB+', aunque en su caso, es la única en la que su perspectiva queda 'estable'.

La agencia explica que la rebaja de las cuatro entidades bancarias llega después de que a finales de enero rebajara la nota de deuda soberana española en dos escalones hasta 'A'.