El grupo británico de defensa ha anunciado hoy una reestructuración de sus actividades aeronáuticas en el Reino Unido que implicará la supresión de 1.100 puestos de trabajo y el cierre de una planta. El grupo precisó en un comunicado que esta reestructuración afectará a cuatro plantas en total, todas situadas en Reino Unido, entre ellas la de Woodford, en la región de Cheshire (noroeste), que cerrará a finales de 2012.
BAE confirmó así unas informaciones adelantadas por un sindicato británico, el Confederation of Shipbuilding and Engineering Unions (CSEU). En total, la reestructuración debería representar la pérdida de 1.116 empleos.