La gestora de aeropuertos BAA, filial de Ferrovial, espera cerrar el año con un resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) ajustado superior a los 792 millones de libras que había previsto anteriormente.

 El tráfico de pasajeros crecerán un 3,7% en el presente ejercicio, hasta 88 millones, mientras que los ingresos aumentarán un 10,7%, hasta 2.297 millones, en ambos casos gracias al buen comportamiento del aeropuerto londinense de Heathrow.

La compañía ha asegurado que este buen comportamiento continuará a lo largo del ejercicio de 2011.