Azucarera Ebro prevé invertir más de 20 millones de euros en el Plan 2014, que desarrollará en colaboración con la Asociación de Investigación para la mejora del cultivo de la Remolacha Azucarera (Aimcra), y Comunidades Autónomas, para impulsar y asegurar el futuro del sector remolachero. Así lo avanzó hoy en un comunicado, tras la aprobación por el Consejo de Ministros de la Unión Europea de un plan de medidas para incentivar más el abandono de la producción azucarera. La empresa pretende desarrollar la reestructuración del azúcar a lo largo de varias campañas, siendo la última la 2009/10, con el fin de prolongar durante un año adicional la actividad de las fábricas a cerrar y disponer así del tiempo necesario para desarrollar las actividades sustitutorias. Azucarera Ebro rechazó ser "obstáculo o freno" para esta reestructuración que, en su opinión, es una iniciativa "exclusiva" de la Comisión Europea, y aseguró que es "inevitablemente la más afectada por la reforma, ya que le obligará previsiblemente a reducir sustancialmente su volumen de negocio actual".