El consejo del Banco de la Reserva de Australia decidió hoy subir los tipos de interés un cuarto de punto por segunda vez consecutiva en menos de un mes, hasta el 3,50%, su nivel más alto en un año, por la recuperación más fuerte de lo previsto de la economía de Australia y sus socios comerciales.

"Las condiciones económicas en Australia han sido más fuerte de lo esperado", preció la institución emisora, que observa signos de recuperación en el mercado laboral y prevé que la tasa de paro tocará su máximo en un nivel inferior al previsto inicialmente.