Las emisiones brutas de renta fija sufrieron un ascenso del 16% en el segundo semestre del año.
Las emisiones de renta fija registradas durante los segundos tres meses del año alcanzaron los 126.458 millones de euros lo que supone un 15,9% más que el mismo periodo del ejercicio anterior según informa la Comisión Nacional del Mercado de Valores en su boletín publicado hoy.

El repunte obedece a un aumento en las emisiones de cédulas hipotecarias y bonos de titulización que ha compensado el descenso de los pagarés y los bonos y obligaciones no convertibles; y es que hasta el 15 de junio habían emitido más que en todo el año 2010.