Los bancos de Estados Unidos disminuyeron las condiciones de préstamo en el primer trimestre, debido a que previeron una mejora de la economía del país, de tal forma que las compañías pidieron más préstamos, según una encuesta de la Reserva Federal.

“La encuesta de abril indicó que, en términos netos, las condiciones para los préstamos bancarios y los términos en general, se habían calmado un poco más durante el primer trimestre de este año”, comunicó hoy el banco central en su encuesta trimestral a los funcionarios senior en préstamos.

El hecho de que las normas sean más flexibles para los préstamos de las empresas refleja una mayor competencia entre los bancos y “algunos señalaron también unas perspectivas económicas más favorables o menos inciertas”, explicó la Fed.

El presidente Ben S. Bernanke dijo que la escasez de crédito después de una crisis financiera es un factor para una “recuperación relativamente lenta”. El Comité de Mercado Abierto renovó su compromiso de mantener las tasas de interés bajas por un “periodo prolongado” y completar un programa de compra de bonos de 600 billones de dólares para finales de junio.

El crecimiento económico de Estados Unidos se desaceleró en el primer trimestre a una tasa de 1,8% anual después de un ritmo del 3,1% en los últimos tres meses de 2010 tras la reducción del gasto público y el enfriamiento de las compras de los consumidores. La economía se expandirá un 2,9% este año, según un sondeo de Bloomberg llevado a cabo en abril entre 74 economistas.

La Reserva Federal indicó que la encuesta se realizó a oficiales del préstamo de 55 bancos estadounidenses, de 22 sucursales de Estados Unidos y agencias de entidades extranjeras, del 29 de marzo al 12 de abril. Aún así, el informe no identifica a los encuestados.