El PMI de Gestores de compras de Chicago se situó en abril en 67,6 frente a 68,5 esperado, mientras la confianza del consumidor continuó en aumento.

El índice PMI  descendió en abril frente a marzo aunque todavía se mantiene en niveles sólidos, indicando expansión económica por noveno mes consecutivo.


Mientras, la confianza del consumidor en la econcomía estadounidense se incrementó en abril, ya que el fuerte incremento de los precios de la gasolina se sigue viendo como temporal. Sin embargo, los consumidores todavía anticiparon algunos aumentos de precios adicionales en los meses venideros, según la encuesta de sentimiento del consumidor de Thomson Reuters/universidad de Michigan.

Los pequeños aumentos de salario compensaron unos precios más altos de la gasolina y de los alimentos, dejando las expectativas de los ingresos reales sin cambios en abril. La lectura final se situó en los 69,8 desde los 67,5 de marzo y por encima de la lectura provisional de 69,6.