El precio de las viviendas en Estados Unidos aumentó a un ritmo más lento en junio. Según el índice Case-Shiller de Standard and Poor’s, en 20 ciudades de Estados Unidos el coste de los hogares ha aumentado menos que el mes anterior, mostrando que el mercado inmobiliario se reajustando.
El índice Case-Shiller de Stantard and Poor’s indica que en 20 ciudades del país el precio de la vivienda subió un 12,1% en junio respecto al mismo mes de 2012 después de haber aumentado 12,2% en el mes de mayo, lo que fue el mayor avance desde marzo de 2006. Este aumento coincide con lo que estimaban los expertos.

El incremento de los valores de las propiedades está aumentando la riqueza del hogar, ayudando a apuntalar el gasto del consumidor, que representa cerca del 70% de la economía. Al mismo tiempo, el aumento en las tasas hipotecarias muestra signos de frenar las ventas y la solicitud de créditos por parte de la población, lo que hace que sea más difícil para el mercado inmobiliario afrontar las próximas fechas.

De entre las 20 ciudades destaca el aumento del 24,9% en Las Vegas y el 24,5% en San Francisco. Por otro lado, Nueva York mostró el menor incremento con el 3,3, mientras que Detroit tuvo el mayor descenso en el precio de las viviendas con un 1,4% menos con respecto al mismo periodo del pasado año.